Noticias

Desde el Equipo de Gestión de la Facultad de Humanidades, comunicamos a la comunidad docente, que por estrictas razones de cumplimiento de las disposiciones sanitarias por Covid-19, la modalidad de los exámenes finales para culminar carrera será únicamente en la modalidad virtual plena. En la misma, se respeta la elección de los/as estudiantes de optar por rendir de manera oral o escrita.
Les recordamos que las nuevas fechas de las mesas son:
Primera fecha: 5, 6 y 7 de agosto
Segunda fecha: 12, 13 y 14 de agosto

Para consultas: alumhuma @unsa.edu.ar
 La resolución completa puede leerse en el siguiente enlace: http://bo.unsa.edu.ar/cdh/R2020/Res._0309_2020.pdf

La Facultad de Humanidades habilitó una ventanilla virtual para que los ingresantes puedan confirmar su inscripción de manera excepcional y hasta tanto el Consejo Superior establezca un nuevo período para la confirmación de Inscripción.
La habilitación de una ventanilla virtual, en el presente período lectivo se aplicará sólo a ingresantes con estudios de nivel medio completos y a postulantes mayores de 25 años sin título de estudios secundarios (AM25), y que aprobaron las pruebas de evaluación de competencias.
Aquí podes consultar la Resolución completa: http://bo.unsa.edu.ar/dh/R2020/Res._0290_2020.pdf

Es la Directora de Despacho General, Mesa de Entradas, Salidas y Archivo de nuestra Facultad y habló con Humanidades UNSa acerca de su trabajo en este contexto atípico de pandemia.

Las puertas de la Facultad de Humanidades continúan cerradas para la totalidad de la comunidad, pero el trabajo de las áreas administrativas e incluso de las cátedras, debió adaptarse a este tiempo de confinamiento y, ahora, de distanciamiento social obligatorio. En ese contexto, dialogamos con Stella Mimessi, directora de Despacho General, Mesa de Entradas, Salidas y Archivo, quien nos contó su experiencia acerca de cómo su trabajo debió adaptarse a la situación actual. “A partir del aislamiento social obligatorio, mi trabajo pasó a ser netamente virtual, en mi domicilio, por lo que todas las tareas y trámites se llevan a cabo a través de una ventanilla virtual, adaptando los procedimientos para el tratamiento de éstos bajo la modalidad electrónica o digital”, dijo Stella.

Explicó que sus funciones siguen siendo las mismas que están estipuladas en el organigrama, adaptadas por supuesto a este contexto: registro y clasificación en el sistema informático de la documentación que ingresa por la ventanilla virtual; seguimiento (en la medida de lo posible) de los trámites; brindar información en relación a las consultas que llegan por los diferentes canales de comunicación de Mesa de Entradas; asignación de tareas y supervisión de las mismas al personal dependiente de Despacho General, Mesa de Entradas, Salidas y Archivo que desarrollan también desde sus hogares y de forma virtual; capacitación en relación a la tramitación de documentación digital, la que se realiza a través de distintas plataformas virtuales; mantener actualizado el Boletín Oficial de la Facultad; comunicación y notificación de los actos administrativos vía correo electrónico, entre otras tareas o consultas requeridas por las autoridades de la facultad en función de establecer procedimientos para el sector administrativo.

Además, Stella está trabajando con el Boletín Oficial, ya que está a su cargo desde marzo de este año. “Con tal motivo, aprovechamos este tiempo para poder digitalizar las resoluciones de los años que aún no están cargadas y así subirlas e ir actualizándolo. La idea es poder contar con este espacio digital completo para despapelizar el archivo de Mesa de Entradas”, dijo. Por otro lado, comentó que está elaborando también el digesto de consulta de resoluciones para que la búsqueda de las mismas sea menos complejas en el Boletín. “Esto, si se quiere, es un trabajo a futuro ya que debido a la dinámica que tiene mi área, es imposible poder avanzar con esto en la ‘normalidad´”.

Stella explicó además que a esto se suma la participación en reuniones virtuales o telefónicas con diferentes áreas o responsables de áreas de la facultad, a los efectos de poder coordinar la ruta administrativa de la documentación, teniendo en cuenta que Mesa de Entradas debe articular y coordinar con todas las dependencias de la unidad académica. “Esta situación, es relevante y necesaria debido a que por la oficina a mi cargo ingresa y se genera toda la documentación que luego circulará hasta la conclusión del trámite. Por ello, es fundamental poder coordinar, pensar y repensar de forma recurrente los distintos procedimientos en función de los actos administrativos que van surgiendo a nivel Facultad y Universidad en este contexto tan complejo”, dijo.

Dificultades y aprendizajes

Stella señaló que, en principio, las dificultades en torno al trabajo en contexto de confinamiento fueron las de concretar el funcionamiento de los sistemas informáticos con los que se trabaja desde Mesa de Entradas en su domicilio. “Esto se pudo lograr gracias a la colaboración permanente de Joaquín Díaz, Jefe de Redes e informática de la Facultad y, por su intermedio, con los compañeros del CIUNSa”, destacó y agregó luego: “Otra de las dificultades fue el tema de la conexión que, obviamente, a veces se satura por el uso de diferentes dispositivos de forma simultánea en la casa, a los que se suma uno más con todo su funcionamiento en relación a carga y descarga de archivos constantes, funcionamiento simultáneo de por lo menos 3 sistemas informáticos, etcétera”.

Pero también hubo aprendizajes. “Lo que aprendí, o, mejor dicho, comprendí en este tiempo es que como universidad no estábamos preparados para asumir las actividades virtuales – ni administrativas ni académicas – y que esta situación no sólo se ha dado en nuestra institución. Muchas otras universidades se han encontrado con las mismas dificultades que las nuestras. No hay que olvidar que esto que vivimos es un hecho histórico y que, como tal, dentro de este proceso debemos resignar cosas y reinventar otras para poder encontrar otras posibilidades para construir de manera integral e inclusiva la universidad”, desarrolló.

Dice Stella que al principio fue complejo adaptar las tareas propias de la oficina y el horario en que las llevaba a cabo. “No es fácil adaptarse a realizar tu trabajo en tu propio domicilio. Al principio se confunde lo laboral con tu vida privada, sentís que una cosa invade o se superpone con la otra. Con el tiempo, ya te vas adaptando y separando lo laboral con las tareas u obligaciones de tu vida privada, aunque igual confunde porque todo se desarrolla en el mismo espacio: tu casa”, expresó.

Puntualizó también en que la universidad tiene una vivencia propia que va más allá de lo institucional o lo formal. “Sobretodo en nuestra facultad que tiene sus particularidades (las asambleas estudiantiles, los recitales, las ferias, las muestras, etcétera). El permanente contacto con las personas (docentes, estudiantes, compañeros/as PAU, etcétera) es algo que se extraña y mucho. Pasar de la vorágine del día a día de esas vivencias, de resolver problemas en el momento, de participar de actividades que se desarrollan en el ámbito de la universidad, el estar cara a cara con ´el otro´, todo eso, o poco de eso, se experimenta a solas detrás de una pantalla y en tu casa”.

Finalmente, expresó: “Si bien es un contexto atípico, que trae consigo muchas complejidades, creo que exige a todos/as quienes integramos la comunidad universitaria, reinventar nuestros haceres y saberes, muchos de ellos para asistir en estas circunstancias, y muchos otros seguramente vendrán o han venido para quedarse en nuestras prácticas. Lo importante es que, todos estos procesos sean acompañados por las políticas necesarias que no vulneren los derechos de los/as trabajadores/as. Esto lo digo en un marco general”.

“¿Cuál es su reflexión acerca de este tiempo atípico en general?”, le preguntamos. “Como todo proceso, lo voy elaborando, repensando y construyendo en lo personal y en lo laboral, permanentemente. Considero que más allá de las dificultades o complejidades que se han ido presentando y se presentan, es importante y necesario pensar que todas las decisiones que se toman – en el caso del sector administrativo que es el área de mi competencia – sean alcanzadas para todos/as. Creo que hay situaciones en que ciertas exigencias a la hora de la presentación de notas, que en estas circunstancias deben ser presentadas en formato PDF, se pueden flexibilizar por ejemplo para el caso de quienes no cuenten con los recursos. Hay cuestiones que, obviamente, estando en la oficina son mucho más fáciles de resolver, por la inmediatez del contacto con los/as otros/as compañeros/as, o por las herramientas con las que contamos en nuestros espacios, pero, en general creo que desde mi sector vamos dando las respuestas y las soluciones necesarias”, concluyó.

stella2

stella1

El nuevo licenciado en Ciencias de la Educación se graduó a través de una plataforma digital y es la primera experiencia de estas características en la Facultad de Humanidades. Nuevos desafíos académicos en tiempos de pandemia.

De un lado de la pantalla, Nicolás López y del otro, el jurado que se conformó para evaluar su trabajo de tesis para graduarse como licenciado en Ciencias de la Educación. En el medio, los nervios propios de la culminación de un ciclo y, también, el desafío de adaptarse a las circunstancias. Ayer Nicolás defendió su tesis a través de la plataforma Zoom y completó de esta manera sus estudios en la Facultad de Humanidades. Se trata de la primera defensa de tesis que se realiza en forma virtual en este espacio académico.

“Fue un desafío. Tuve que pensar desde otro lado mi rol como expositor para este caso. Es paradójico porque nos formamos para estar delante de una clase, por ejemplo, y en este sentido la virtualidad es una experiencia nueva, pero también fue muy linda”, dijo Nicolás unas horas después de la defensa. Y obtuvo la calificación máxima: un 10. “Agradezco al jurado y a la gestión de la profe María Eugenia Burgos para que me pueda recibir. Todos son excelentes personas”, agregó luego.

Al momento de la defensa, desde casa, la mamá de Nicolás, Silvia, estaba con él, pero detrás de cámara. Luego de que el jurado definiera la calificación, la invitaron a acompañar a su hijo para la devolución y el aula virtual fue también un espacio cálido en el que se vivió la emoción de este momento tan importante en la historia académica de Nicolás.

Pensar la pedagogía laboral

La tesis se llamó “La profesionalización del electricista domiciliario. Una mirada desde la pedagogía laboral”. En diálogo con Humanidades Unsa, Nicolás comentó que su trabajo buscaba analizar al electricista domiciliario en relación al estudio de las profesiones. “Valorar y reconocer la validez y experticia de profesiones que fueron infravaloradas y reconocer qué ocupaciones logran adquirir el estatus de profesión”, explicó. Para la exposición preparó diapositivas y ensayó mucho. “Pensaba que una exposición mediada por la pantalla quizás perdería atractivo. También pensaba que los nervios no se notan tanto en la pantalla, pero quiero decir que se sienten igual a cuando uno rinde el primer parcial de la carrera”, expresó.

Maria Cristina Gijón y Luisa Salazar fueron su directora y su codirectora. El jurado estuvo integrado, además, por Gabriela Barrios y Rosa Guantay. Su tesis fue presentada los primeros días de diciembre de 2019. Hacia finales de ese mes ya estaba conformado el tribunal por lo que, de acuerdo a los plazos administrativos, en marzo debía tener la fecha de defensa. La expansión de la pandemia Covid-19 retrasó esos plazos. “No sabía qué iba a pasar, pero por suerte se pudo gestionar esta instancia”, dijo. Ese día fue ayer y fue histórico. Por eso, tras la defensa, algunxs familiares se sumaron a los festejos, en casa, tratando de cumplir al máximo las normas de la cuarentena.

Nicolás tiene 24 años. Estudió en una escuela técnica que lo inspiró para este trabajo final de la licenciatura. Los éxitos continúan porque hace unos meses obtuvo una beca del Conicet que, tras la graduación, tendrá el alta.

“La Facultad te marca toda la vida. El tiempo compartido con lxs compañerxs, todo. Estudiar aquí me dio sentido de pertenencia a full y la capacidad de pensar en la importancia de las humanidades, de las ciencias políticas, no desde el dogmatismo, sino desde una mirada crítica. Así fui enamorándome del mundo educativo y de cómo se puede abordar, no sólo desde la pedogogía y la didáctica, sino también a través de la investigación, la sociología, etcétera. Si pasás por Humanidades tenés los ojos un poco más abiertos sobre muchas cuestiones”, concluyó Nicolás. Los festejos y la alegría continúan.

tesiszonn1